jueves, 20 de diciembre de 2007

Tiempo


Tiempo para despertar

Tiempo para bostezar

Tiempo para vestirte

Tiempo para maldecir la mañana

Tiempo para abrir la puerta y dejar atrás tu sueño, tu desaliento… tiempo para sonreír falsamente ante las caras conocidas de un lugar odioso, de un lugar obligado a habitar.

Tiempo para desear que pasen las lentas y pesadas horas. Tiempo para escuchar gritos, para ver personajes aburridos, para que tu particular infierno te absorba.

Agotar tus palabras sin sentido, tus esfuerzos en balde… añorar las caricias, los besos, y desear que las lentas y pesadas horas sucumban todas juntas y dar paso a la nada.

Curioso que el tiempo, lo que tanto ansiamos poseer, sea el mismo que nos arrebata nuestro tiempo. Somos esclavos de unas manecillas que ruedan a su antojo, de un grano de arena que no quiere caer, de un dígito que decide agotar su energía y anclarse en el último segundo.

Perdemos la noción de tiempo cuando lo que más deseamos es que se detenga, pero todo se congela cuando queremos que pase veloz. Maldito seas…

Parece estar todo coordinado, todo estudiado y más que pactado. El tiempo que debemos reír y el tiempo que debemos sufrir.

Tiempo para abrir la puerta y adentrar el cansancio, la cobardía, la ira acumulada… tiempo para no dirigir una palabra a la persona que tienes al lado en un lugar amable, en un lugar elegido para vivir

Tiempo para agradecer la noche

Tiempo para desvestirte

Tiempo para bostezar

Tiempo para dormir

5 comentarios:

Anónimo dijo...

wenas!!!me gusta muxo tu blog nuevo!!ya me ire pasando y te dejare algun comentario ok???
besitos!!

Margarita dijo...

Está muy guapo tu blog sorpresa, porque ha sido toda una sorpresa para mí saber que habías entrado en este mundo de la blogosfera. Va mucho contigo, con colores vivos y alegres, como tú. Esa foto del corazón en la arena me encanta, y la tuya, no es porque te la haya hecho yo :) Ya le irás añadiendo tus cosillas conforme pase el tiempo, je, je. El tema que te comento ahora. Es muy importante el tiempo y me ha gustado mucho tu escrito. Creo que has sabido reflejar bien la importancia del tiempo, lo poco que podemos aprovecharlo y lo insignificantes que somos nosotros ante él. El principio y el final y estas líneas es lo que te destaco, porque es lo que más me ha captado:

“Curioso que el tiempo, lo que tanto ansiamos poseer, sea el mismo que nos arrebata nuestro tiempo. Somos esclavos de unas manecillas que ruedan a su antojo, de un grano de arena que no quiere caer, de un dígito que decide agotar su energía y anclarse en el último segundo.
Perdemos la noción de tiempo cuando lo que más deseamos es que se detenga, pero todo se congela cuando queremos que pase veloz. Maldito seas…”

Bueno, somos muy efímeros; así que ya sabes lo que siempre te digo, intenta aprovechar tu tiempo.

Muchos besos, lunática hija,

Margarita

Luna dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios. A ti, anónimo, te animo a que vuelvas al mundo de la blogosfera, que sé que por la mala baba de una pámfila te viste obligada a abandonar tu bonito blog.
Y a ti mamargarita (no es una errata,esque margarita es mi mama jeje, de ahí lo de mamargarita) te agradezco que te hayas convertido en una de mis lectoras.

Muchos besos y saludos
LUNA

Elisabet dijo...

Luna, he estado leyendo tus dos escritos poéticos. Son preciosos. Creo sinceramente que escribir se te da muy bien y te animo a seguir. Este del tiempo refleja una madurez y una sensibilidad poco frecuentes en personas que empiezan.
Por cierto, ¿sabes que también soy nacida en verano, bajo el influjo de la luna? Cáncer, como tú. No creo mucho en esas cosas, pero siempre hay mitos bonitos que aciertan en algo...
Me ha gustado tu presentación y, lo mejor, saber que tienes un ideal y una meta en tu vida profesional, como maestra. ¡No dejes de perseguirla! Es muy importante educar a los niños para que aprendan a ser libres, responsables y creativos en el mundo. Que puedan desplegar todo su potencial y aprendan a dejar buena huella.
Besos,
Elisabet

Luna dijo...

No te preocupes Elisabet, que seguiré persiguiendo mi meta hasta alcanzarla, la verdad que me hace mucha ilusión llegar a ser maestra algún día. Poquito a poco lo conseguiré.
Simplemente agradecer tu comentario por esos ánimos que me has dado.
Gracias
Un beso

LUNA